Artesanas y artesanos mexiquenses labran figuras en lapidaria y cantera

Foto: Especial.

El arte de su pueblo es una muestra de la cultura mexiquense, las manos de las artesanas y los artesanos hacen posible la realidad de una visión perfecta en piezas que resaltan y le dan identidad al estado.

Foto: Especial.

La lapidaria es el arte de labrar piedras preciosas y semipreciosas, que cuenta con una gran tradición en el Estado de México. En la actualidad, se practica en piedras como ágata, ópalo, amatista, venturina, obsidiana, serpentina, malaquita, jade y ónix, para darle vida a pisapapeles, floreros, copas, pastilleros, fruteros, lámparas, joyería y diversas figuras.

Foto: Especial.

El cantero se ha instalado en el arte sin perder su carácter de artesano, o dándole un significado más profundo, ya que en rigor no le es exclusiva, sino que resulta común en las diversas ramas del sector, como la propia lapidaria.

Foto: Especial.

El trabajo de dar forma a los bloques se realiza de una manera artesanal, cuando las manos empuñan martillo, cortafríos y cincel principalmente; pero al inventario de herramientas se agregan los escorpios, escodas, buriles, punteros y escofinas. El resultado serán los relieves que se logran en la piedra.

Foto: Especial.

Teotihuacán, San Martín de las Pirámides, Amecameca, Zacualpan, Aculco, Chimalhuacán, Toluca y Acambay, cuentan con talleres de este oficio.

Las Tiendas Casart tienen todas las medidas de higiene para recibir a los visitantes, además de ventas a través de diferentes plataformas como Amazon, Mercado Libre y WhatsApp, con sólo mandar un mensaje al 722-148-6220.

Foto: Especial.

Además, al consumir una artesanía mexiquense los compradores apoyan directamente a los productores, además de que obtienen artesanías únicas y mantienen viva la cultura y la tradición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.