La Hacienda de San Andrés que combina lo moderno con lo antiguo en Ayapango

*Redacción*

Foto: Especial.

El Estado de México es conocido por tener varios Pueblo Mágicos, pero también tiene una clasificación estatal denominada “Pueblo con Encanto” y este es el caso del municipio de Ayapango, el cual es famoso por albergar casas de estilo francés y por su magnífica Hacienda de San Andrés, que data desde el siglo XVI.

Esta Hacienda, como característica principal que la hace resaltar, es que en su interior cuenta con una capilla propia, en la que toda su fachada, incluidas columnas, están cubiertas de tezontle, una roca volcánica porosa de color rojo sangre. Su estilo es muy europeo, además cuenta con murales de Federico Silva y una puerta de hierro, escultura de Ángela Gurría.

En sus orígenes, este lugar fue ocupado para la explotación de la madera, pues Ayapango y la Hacienda, en aquella época estaban rodeados de bosque debido a su cercanía con los volcanes Iztaccíhuatl y Popocatépetl; sin embargo, durante la Revolución Mexicana se convirtió en cuartel de las tropas, quedando desgastada.  

En la actualidad, la Hacienda ha sido remodelada, combinando lo moderno con lo antiguo, convirtiéndolo en un hotel tanto para los visitantes de Ayapango, como para el público en general, además es escenario de producciones para varios proyectos de cine, televisión, documentales y programas educativos, tanto mexicanos como internacionales, pero sin dejar de tener su esencia de Hacienda. También ha sido inspiración para escritores, artistas plásticos, poetas y músicos, obras que se han quedado como exhibición para resaltar los muros del lugar.

Como dato, el pintor Diego Rivera en 1094 creo en su interior el óleo “La Era”, en la que reproduce parte del hermoso paisaje que se ve al horizonte.

Actualmente cuenta con 11 suites, spa, caballeriza, una hortaliza en donde se producen todos los productos que son llevados a la cocina y después a la mesa de la Hacienda, y para esos eventos tan especiales, cuenta con hermosas y grandes trojes, patios y jardines para hacer un momento único.

En este lugar también puedes realizar cabalgatas, visitas guiadas al Parque Nacional Ixta-Popo, así como practicar bicicleta de montaña y practicar golf.

Dentro de su gastronomía los huéspedes pueden degustar de platillos típicos de la región y mexicanos elaborados principalmente con productos locales, como la barbacoa, lechón, platillos de champiñones recién recolectados, el guisado de conejo o sopa de jitomate con tapioca (se obtiene de la extracción del almidón de la raíz de la yuca).

La Hacienda de San Andrés se ha convertido en un espacio para el descanso ideal para salir de la rutina, está situado a sólo 50 minutos de la Ciudad de México, así que aquí tienes un lugar ideal para pasar un relajante fin de semana sin distracción. Toma en cuenta que en sus habitaciones no hay televisión, teléfono ni Wifi, algo que te hará disfrutar aún más de su tranquilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.