Analizan y concluyen que el apoyo al Teatro en México va en deterioro

Foto: Ilustrativa.

El Colegio de Productores de Teatro en México lanzan un llamado a las autoridades para aclarar lo sucedido con la convocatoria de Efiartes; habiendo analizado los resultados del periodo 2021, se llegó a la conclusión que estos han sido los peores resultados en la historia del Estímulo Fiscal, distribuyendo tan solo 78.6 millones de pesos de los 200 millones disponibles y beneficiando únicamente a 52 proyectos.

Estos resultados, así como la tendencia descendente de los últimos tres años (2019 – 2021), son sumamente alarmantes para los miembros de la comunidad artística. El llamado es a dialogar sobre la operación del programa Efiartes, y las múltiples preocupaciones generales enlistadas en torno a las políticas públicas en materia de arte y cultura, en particular de las artes escénicas.

Los miembros del Colegio de Productores de Teatro hacen las siguientes peticiones:

  1. En el 2021 se aprobaron una serie de modificaciones, eliminado el periodo extraordinario. Con base en sus análisis, resulta importante cuestionar la efectividad de los cambios. Se considera que podría emularse la convocatoria de Eficine, en la cual se cuenta con dos periodos para la recepción de nuevos proyectos.
  2. Han hablado en reiteradas ocasiones del “sospechosismo” institucional durante los procesos de evaluación. La experiencia de 10 años analizando los resultados del programa Efiartes ha dejado en claro que se ejercen criterios discrecionales en el proceso de evaluación y de selección de proyectos, que dependen de la convicción ideológica de la administración en turno. No es posible que un proyecto que un año no resulta beneficiado se vuelva a presentar al año siguiente, con los mismos valores y atributos, y que entonces sí resulte aprobado. Como tampoco es posible que un proyecto que un año no resulta beneficiado, y que atiende a las recomendaciones y sugerencias de su evaluación escrita, vuelva a ser rechazado por segunda ocasión. No existe una metodología clara para los evaluadores, no existe un procedimiento medianamente académico y científico que permita objetivamente evaluar los proyectos presentados.
  3. Exigen también que se transparente el proceso de selección y evaluación, por lo menos en los siguientes términos:

Hacer de conocimiento público qué proyectos pasaron a evaluación de jurados insaculados y qué proyectos se detuvieron por omisiones y/o errores de corte administrativo.
Hacer de conocimiento público la calificación obtenida de todos los proyectos evaluados, seleccionados y no seleccionados.
Hacer de conocimiento público el número de jurados que evalúan en cada emisión, el número de grupos en que fueron divididos y el número de proyectos y los títulos que cada grupo tuvo a bien evaluar.
Hacer de conocimiento público el nombre de los jurados que evalúan cada emisión (esta petición se ha hecho en reiteradas ocasiones ante el IFAI, y se ha negado sistemáticamente, a pesar que la publicación de dicha información está establecida en las propias reglas del Efiartes).

  1. El desempeño del Comité Interinstitucional es pobre. El nivel de exigencia que se le impone a los proyectos beneficiados no corresponde al nivel de exigencia que se auto imponen las personas dentro del Comité. La entrega de evaluaciones no llega a tiempo para que los proyectos rechazados puedan corregir sus errores y omisiones, y los tiempos de respuesta para los proyectos ya seleccionados, que necesitan hacer modificaciones o cambios imprevistos, son insostenibles. Se exige que el Comité Interinstitucional de Efiartes se auto imponga, por escrito y en normatividad pública, plazos lógicos y concretos para la entrega de evaluaciones de proyectos rechazados, plazos lógicos y concretos para la publicación de resultados y plazos lógicos y concretos de respuesta a solicitudes de cambio y/o modificación de proyectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.