Llega la Feria del Juguete Popular Mexicano al Museo Nacional de Culturas Populares

Foto: Especial. T
Trompos, muñecas y baleros, entre otros juguetes podrán adquirirse en esta expoventa, que reconoce el trabajo de artesanas y artesanos de diversas entidades del país, guardianes de esta tradición.

En el marco de las celebraciones por el Día de la niña y el niño, del 28 de abril al 1 de mayo se llevará a cabo la segunda edición de la Feria Artesanal del Juguete Popular Mexicano en los patios del Museo Nacional de Culturas Populares, evento organizado por la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través de la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas (DGCPIU).

Más de una veintena de artesanas y artesanos jugueteros provenientes de Aguascalientes, Chiapas, Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Puebla, Querétaro y Zacatecas pondrán a la venta los juguetes que han acompañado la infancia de muchos adultos y que hoy invitan a niñas y niños a jugar con ellos.

La inauguración de esta feria artesanal se llevará a cabo el jueves 28 de abril, a las 16:00 horas, en el Patio Jacarandas del Museo Nacional de Culturas Populares, ubicado en Avenida Hidalgo 289, colonia Del Carmen, en Coyoacán. Sin embargo, desde el mediodía el público podrá ingresar al recinto para adquirir sus juguetes. La entrada es libre.

Trompos, yoyos, baleros, guitarras, luchadores, carros y aviones, entre otros juguetes elaborados en madera, hojalata, cartón, barro, o las tradicionales muñecas de trapo, son una muestra de la variedad de objetos que se podrán encontrar en esta feria en la que participan creadoras y creadores provenientes de comunidades nahuas, zapotecas, otomís, zoques, mazahuas y mestizas.

Para la coordinadora de Arte Popular de la DGCPIU, Amparo Rincón Pérez, “el juguete es una de las ramas artesanales más vulnerables que tenemos ahorita, porque las niñas y los niños los conocen poco o no juegan con la misma intensidad que hace algunos años con ellos, en parte por falta de conocimiento y también por el encierro debido la COVID-19”.

El juguete popular, agrega, cumple una función social, de recreación, pero también de aprendizaje. Sin embargo, es un patrimonio cultural que lamentablemente se ha ido diluyendo entre las nuevas generaciones, lo que pone en riesgo a los jugueteros mexicanos, pues si ya no hay demanda, el artesano que vive de esta actividad deja de producir.

Esta feria artesanal pretende mostrar a la niñez y a las personas adultas que los juguetes tradicionales pueden contribuir al desarrollo de la imaginación, la destreza y la convivencia social, además de impulsar la reactivación económica de las y los creadores originarios. A la par de la expoventa, se desarrollarán conversatorios, presentaciones de libros y talleres que invitarán a la interacción entre las y los artesanos, los juguetes y las niñas y los niños.

El viernes 29 de abril, a las 17:00 horas, María Guadalupe Rodríguez, investigadora y artesana, impartirá la conferencia “La riqueza cultural del juguete popular mexicano”. Ella es promotora de esta rama artesanal, incluso transformó su taller en el Museo del Juguete Popular Mexicano, en Aguascalientes, espacio lúdico en el que las y los visitantes aprenden cómo se elaboran, juegan y evolucionan estas piezas.

Mientras que el sábado 30 de abril, a las 18:00 horas, en el conversatorio “Saberes locales”, la joven de 17 años, Kerry Hazel Trejo, creadora de juguetes en movimiento, de Juventino Rosas, Guanajuato, y la niña Lucía Renata Ochoa, de 11 años, alfarera proveniente de Jalpa, en Zacatecas, compartirán los motivos por los que se interesaron en hacer juguetes, qué significa aprender esta tradición y cómo, entre el juego y la experimentación, se han enamorado de la práctica de este oficio.

El domingo 1 de mayo, a las 12:00 horas, se presentará el libro El arte de las muñecas mexicanas: de trapito, listones, estambre y alambre, de Luis Reza Reyes, poseedor de una colección de casi mil muñecas de todas las regiones del país, piezas que simbolizan las diversas identidades, actividades y oficios de la historia cultural de México. Acompañan al autor, la directora del Museo Casa de las Mil Muñecas, Rosana Duffour, el fotógrafo del libro, José Antonio Espinoza, y la artista visual y fotógrafa Aydeé Varela.

En colaboración con Alas y Raíces, el sábado 30 de abril se llevarán a cabo los talleres de bordado y de dibujo huellas de las sombras, además de los espectáculos de cuentos y canciones con Pepe Frank y de narración con Apolonio Mondragón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.