Déjate sorprender por el estilo barroco del exconvento de San Juan Bautista Metepec

*Rocío Mariel CR*

Foto: Instagram.

Entre los tesoros históricos que aguarda el municipio mexiquense de Metepec se encuentra un exconvento el cual forma parte de la iglesia de San Juan Bautista, cuya edificación comenzó en 1569 y se dio por concluida, aunque no completamente, en 1585

Ha trascendido que este monasterio albergó a la cofradía franciscana que años atrás evangelizó al Valle de Matlatzinco (hoy parte del Valle de Toluca), convirtiéndose en cabecera de fe para toda la región. Además, la construcción destaca por su fachada barroca y su hermosa decoración al interior, mientras que, al salir, seguramente no te perderás del árbol de barro, donde se alza esta artesanía con motivos de la Independencia y la Revolución.

Es importante que sepas que para el siglo XX el exconvento pasó a ser propiedad del gobierno estatal, quien lo denominó patrimonio histórico; a la fecha, el convento sigue siendo de utilidad para los feligreses de este municipio y está abierto para que los visitantes lo conozcan.

Desde su creación y hasta la fecha, la construcción religiosa ha sufrido un montón de modificaciones con el paso de los años, siendo la primera en 1633 cuando los franciscanos solicitaron a sus autoridades eclesiásticas la ampliación del mismo, quedando de la siguiente manera: El templo tendría una base rectangular en planta de Cruz latina con brazos en forma de trébol rematados por medias cúpulas, mientras que el convento comprendía la nave del templo, la barda atril y el claustro bajo y alto con un estilo barroco.

Derivado de una serie de malos manejos y suspicacias entre los frailes que se acusaban entre sí, así como las inconformidades de los feligreses, las autoridades religiosas determinaron secularizar el templo; es decir, expropiarlo de la orden franciscana y tomar el control directamente desde el arzobispado de México.

Esta acción consintió un avance en la culminación de la iglesia, ya que para 1754 el templo se encontraba aún sin la cúpula ni la última parte de la portada y sin ventanas. El costo total de la terminación del edificio fue de 14 mil 714 pesos de la época, subsanado en buena parte por la mano de obra de los feligreses, así como de sus donaciones para reducir el costo inicial.

Posteriormente, durante el curato de Cayetano Sotomayor, una tercera modificación se llevó a cabo y con ello se puede decir que también la conclusión del templo; historiadores como María Teresa Jarquín y María de Lourdes Hinojosa, señalan que la culminación del templo parroquial fue en 1775 y que se conservó el mismo estilo arquitectónico que la administración anterior había planteado.

A la fecha, se tiene la creencia de que este templo está dedicado a San Juan Bautista, pues lo componen esbeltas columnas, una ventana coral y se piensa que en los huecos o nichos pudieron estar las imágenes de los cuatro evangelistas, o de cuatro doctores de la iglesia, ya que las hornacinas cumplen con el propósito religioso de honrar a dichas figuras.

Otros santos que están representados en la fachada son Santo Tomás de Aquino, a quien se le aprecia como un sacerdote con alas y birrete, así como Santo Domingo, representado como un perro que sostiene una antorcha.

El arco de la puerta tiene un significado especial, representa el triunfo de los conquistadores y la sumisión de los vencidos. Esta simbología fue retomada por los franciscanos, tomando como base los arcos de guirnaldas y flores con los que los romanos celebraban sus victorias. La alusión fue retomada por la arquitectura renacentista, la cual fue adecuada por el barroco en México.

Además, el arco de la puerta tiene un significado especial porque representa el triunfo de los conquistadores y la sumisión de los vencidos, esta simbología fue retomada por los franciscanos, quienes tomaron como base los arcos de guirnaldas y flores con los que los romanos celebraban sus victorias. La alusión fue retomada por la arquitectura renacentista, la cual fue adecuada por el barroco en México.

De acuerdo con distintos artículos y como dato peculiar, los rasgos arquitectónicos de la parroquia de San Juan Bautista de Metepec se reflejan en al menos dos parroquias de Toluca: la Transfiguración en Capultitlán y La Magdalena en Ocotitlán, dichas similitudes derivan de la evangelización franciscana y la construcción de templos en la región siguiendo las tendencias del barroco.

Con la promesa de que la visita a este lugar será exquisita y muy grata para integrantes de toda la familia, de todas las edades, hoy en día el inmueble opera con un horario de 10:00 a 17:00 horas, de lunes a domingo, excepto cuando cierra por eventos especiales y fiestas patronales, de los cuales se da razón a la población y se invita a celebrar según el día correspondiente.

Si quieres más información, puedes consultar el Facebook del municipio de Metepec o visitar directamente el exconvento de la iglesia de San Juan Bautista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.