Nochebuena y Navidad; familia, amor, paz y esperanza

*Rocío Mariel CR*

Foot: Ilustrativa/Vía Twitter.

Diciembre además de ser el último mes del año, el cual representa la conclusión de un ciclo, significa también armonía en las familas, amor, paz y esperanza, que acompañadas de distintos festejos, hacen que el ambiente sea ameno y caluroso.

Desde el 16 de diciembre con el inicio de las posadas, luego la Nochebuena del día 24 para amanecer con Navidad el 25, son días espetaculares, que, en México particularmente, se han vuelto días festivos realmente grandes cuyos festejos llegan y adornan muchos lugares. Pero, alguna vez te has preguntado ¿por qué se celebra el nacimiento de Jesús el 25 de diciembre?

Pues existen referencias históricas de que en la Edad Media había grandes libertades en los templos, por esta razón es muy probable que los distintos Papas, a largo de la historia, eligieran el 25 de diciembre para conmemorar el nacimiento de Jesús con el fin de que los fieles cristianos se apartaran de las celebraciones paganas del solsticio de invierno. En tanto que se llama Nochebuena al 24 de diciembre.

Sobre la Nochebuena o Nochevieja como también se le conoce, dependiendo la región, las tradiciones suelen varias. En algunos países -especialmente los hispanohablante- acostumbran a celebrar el 24 de diciembre con una cena para esperar en familia la media noche. Aquí se celebra el nacimiento del niño Jesús y se coloca una figura de él en el Nacimiento. Una vez llegada la hora, todos se saluda y comienzan con el intercambio de regalos.

Sin embargo, en otros países como Estados Unidos los regalos no se abren hasta la mañana del 25 de diciembre. En la víspera los niños cenan con su familia y se van a dormir temprano para que Papá Noel (Santa Claus) les deje sus obsequios bajo el árbol que tienen adornado en sus hogares.

La fiesta de la Natividad de Jesús venía así a ocupar el lugar de las fiestas saturnales y otras propias del invierno en Roma. Cuando estaba reinando el emperador Constantino el Grande, la iglesia propuso que el 25 de diciembre se celebrara el nacimiento del Salvador por su coincidencia con el festejo romano llamado Sol Invictus.

Siendo de esta manera como el nacimiento de Jesús se comenzó a festejar cada 25 de diciembre en occidente, cercano al día más corto del año en el hemisferio norte, mientras que el nacimiento de San Juan Bautista se decidió que se celebraría el 24 de junio, alrededor del solsticio de verano, el día más largo en el hemisferio norte.

Sin embargo, los historiadores creen que la fecha real en la que nació el Niño Jesús fue en abril o mayo, pero, tradicionalmente, la Iglesia Católica lo celebra el 25 de diciembre y las ortodoxas el 7 de enero. Durante el tiempo de Adviento, que son los días previos al 25 de diciembre, los cristianos se preparan para ese momento renovando sus creencias y compromisos.

Días antes de Navidad, es tradicional que las familas se reúnan para cenar en Nochebuena o Nochevieja; enviar y recibir tarjetas navideñas a nuestros conocidos para felicitarles las Pascuas; esperar con gran expectación la llegada de Papá Noel y los Reyes Magos; montar el Belén y el árbol de Navidad; decorar ventanas, puertas y paredes con campanas, velas, ángeles o cualquier figurita navideña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.