Chichimbré o pan de puerquito, perfecto para acompañar con leche, café o té

*Rocío Mariel CR*

Foto: Ilustrativa.

El pan de puerquito hecho a base de piloncillo seguro que lo has encontrado al asistir a una feria, cuando vas por el recaudo al mercado o en los puestos de pan casero que se instalan en las esquinas y a pie de carreteras, lo sorpresivo es que de seguro no sabías que ese pan se llama chichimbré.

El pan de puerquito tiene un sabor dulce tostado que es perfecto para acompañar con leche, café o té.

Foto: Vía Twitter.

Este es un panecillo dulce, mexicano y de otros de los países mesoamericanos preparado a base, principalmente de harina tanto de maíz como de trigo, piloncillo, canela, y levadura, que de acuerdo con la tradición rural en algunos estados de México, se cocinan en hornos rústicos construidos con piedras calizas, a las que se les nombran terrones.

El chichimbré, comúnmente llamado pan de puerquito, cerdito, cochinito o marranito, tiene esa forma porque representa la forma de este animal domesticado y usualmente de cría en granja; sin embargo, el nombre chichimbré se describe en varías páginas de internet que podría derivar de las palabras inglesas para pan de jengibre: “ginger bread”, pero al traducirse en palabra mesoamericana, deriva posiblemente del náhuatl, como en la etimología de la palabra de origen náhuatl tzi tzi, que quiere decir delgado (dos veces delgado) y la terminación castellanizada bre (como en hechumbre o techumbre).

Quedando con el tiempo tzi tzi mbre y seguramente de acuerdo a esta interpretación, después chi chi mbre; podría ser entonces que la palabra compuesta así formada quiera entonces integrar y significar, hechumbre (de un canapé, o de bocadillo o de un panecillo delgado -o muy delgado), como mexicanismo o latinoamericanismo resultante en esos términos.

Foto: Vía Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.