Viva el maíz nativo, viva la milpa: Productores tras falló de la SCJN al protegerlos de lo transgénico

*Gaby L.C.*

Foto: Ilustrativa.

México es el primer país a nivel mundial que más consume maíz y pese a que se logra dar en diferentes regiones, se considera como el país nativo, además es la entidad que cuenta con más variedades nativas de este cereal; de acuerdo con la Comisión Nacional para el conocimiento y uso de la biodiversidad (CONABIOI, existen alrededor de 64 tipos de maíz, de los cuales 58 son nativas de tierra azteca.

Entre ellas está el maíz cacahuacintle, el maíz palomero, el maíz colorado, el maíz olotón y el maíz pepitilla y, tras la entrada del maíz transgénico a México, los agricultores mexicanos empezaron a tener dificultades para sembrar e incluso para exportarlo a otros países, quitándoles parte de su trabajo, por lo que recurrieron a las instancias legales para solicitar prohibir que este tipo de maíz siga perjudicando.

Sin embargo, las empresas PHI, Dow, Syngenta y la actual Bayer-Monsanto, presentaron decenas de impugnaciones para seguir sembrando maíz transgénico y prefirieron no realizar investigación alguna en el país para demostrar la ausencia de riesgos.

Derivado de ello, este 13 de octubre del año en curso, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), falló a favor de los maíces nativos, las comunidades que los cultivan y a su protección mediante la ratificación de una medida precautoria, tras negar por unanimidad cuatro amparos de dichas empresas transnacionales que interpusieron contra la decisión judicial que les impide sembrar maíz transgénico en México para fines comerciales.

Con esto se espera, se detenga la siembra de transgénicos en el país, además de mantener el ecosistema intacto, favorecer la industria del maíz nacional, así como para aquellos que se dedican a la apicultura, las hortalizas y el comercio de quelites, con la iniciativa de la preservación de los maíces nativos y la milpa, que han sido severamente afectadas por el ingreso de los transgénicos. Los agrícolas sostienen que tras sembrar maíz, el suelo de las milpas permite que todo crezca, al contrario del maíz transgénico.

Por ello, el Colectivo Demandante en Defensa del Maíz, sostuvo que este es un motivo de celebración, pero el camino para proteger completamente a las especies nativas todavía es largo, al señalar que aún no se define la legitimidad de sembrar transgénicos en suelo mexicano.

Si quieres conocer un poco más del maíz en México en el siguiente link te dejamos más información sobre este cereal:  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.