Mireya Cueto, dramaturga y narradora mexicana, promotora del arte de los títeres

Foto: Wikipedia.
Precursora del teatro de títeres contemporáneo para niñas y niños, fundó la compañía Tinglado.

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través de la Coordinación Nacional de Teatro (CNT), recuerdan a Mireya Cueto, reconocida por su trabajo en el teatro y la literatura infantil en México y fundadora de la compañía de actores y titiriteros Tinglado.

La dramaturga y narradora (3 de febrero, 1922) perteneció a una familia de grandes creadores. Hija de María Dolores Velázquez Rivas —artista plástica y titiritera mexicana, conocida también como Lola Cueto— y de Germán Gutiérrez Cueto, precursor de la escultura moderna en México, fue colaboradora de teatro guiñol en el Inbal, guionista de programas para niñas y niños en radio y televisión, además de cuentista.

Mireya Cueto recibió el Premio de Literatura Infantil Juan de la Cabada 1978 por Viajes de Ozomatli y don Armadillo, así como el Premio Rosete Aranda del Museo Nacional del Títere en Tlaxcala en diversas ocasiones. También obtuvo la medalla “Mi vida en el teatro” del Centro Mexicano ITI/UNESCO/UNIMA en 1998 y en 2012 la Medalla Bellas Artes por 70 años de trayectoria.

Durante su infancia, Mireya vivió en París, Francia. Más tarde se recibió como licenciada en Historia moderna y contemporánea por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y se dedicó a la investigación, producción y dirección de teatro de títeres. Entre sus trabajos destaca la realización y dirección de No rebuznaron en balde (1981), con textos de El Quijote Cuentos islámicos.

En 1982 aparece en la lista de Honor IBBY México (International Board on Books for Young People) por El traje del rey. También realizó algunas obras en teatro de sombras, entre ellas La leyenda de los soles Perséfone. En 1992 estrenó también, bajo el formato de teatro de sombras, la obra San Juan de la Cruz, poeta místico, presentada en 1994 en el Festival Internacional de Títeres de Bilbao. A finales de 1998 participó en el homenaje a Silvestre Revueltas con la presentación de la obra de teatro guiñol El renacuajo paseador.

Dentro de su trabajo destaca la realización de la serie radiofónica Don Quijote de la Mancha para Radio Educación. Apoyó las iniciativas culturales a favor del arte de los títeres, como la fundación de la Union Internationale de la Marionnette (UNIMA) en México en 1981, en la ciudad de Querétaro, y la creación del Museo Nacional del Títere en 1991, en Huamantla, Tlaxcala.

Mireya Cueto fue precursora del estudio del arte de los títeres desde una perspectiva ética y estética e inició una larga lucha por su profesionalización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.